BOSQUE MODELO PALENCIA | Pensando en futuras generaciones, el Bosque Modelo del Este de Ontario cumple 25 años
Bosque Modelo es una asociación voluntaria de personas que viven o se interesan en un territorio para descubrir, fomentar y garantizar su sostenibilidad.
bosque, modelo, palencia
16165
post-template-default,single,single-post,postid-16165,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.0.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

Pensando en futuras generaciones, el Bosque Modelo del Este de Ontario cumple 25 años

Pensando en futuras generaciones, el Bosque Modelo del Este de Ontario cumple 25 años

La RIBM discutió con Jim McCready, ex presidente del EOMF, y Tony Bull, actual presidente, para reflexionar sobre los 25 años de evolución del paisaje, escuchar sobre los proyectos en curso y esperanzas sobre los próximos 25 años.

El Bosque Modelo Eastern Ontario (EOMF) se creó en 1992, en la provincia de Ontario (Canadá). Se centró en el distrito de Kemptville que limita con la provincia de Québec y el estado de Nueva York. Al mismo tiempo, el gobierno Canadiense estaba introduciendo el enfoque de Bosque Modelo para el manejo forestal sostenible, en la Cumbre Mundial de Río.

«Cuando hablamos sobre Bosques Modelo en aquel entonces, algunas personas solían preguntar ‘¿Y dónde está tu modelo?’, tal como un modelo de moda», dice Jim McCready, que participó en algunas de las primeras reuniones de lo que se convertiría en el EOMF.

Su anécdota ilustra cuán novedosa y abstracta fue la idea de un ‘Bosque Modelo’, al reunir a varias partes interesadas con intereses ampliamente divergentes para planificar e implementar la gestión forestal sostenible.

EOMF BoundariesLos límites del Bosque Modelo del Este de Ontario

«Ahora somos reconocidos como el mediador que trae gente a la mesa. No tenemos agenda oculta «, continúa McCready.

Fue una serie de líderes locales de fuerte voluntad, incluyendo al veterano presidente de EOMF, John Kerr-Wilson y el gerente general Brian Barkley, quienes tuvieron la idea de reunir a representantes de las administraciones de los condados, pequeños propietarios de arboledas, el pueblo indígena Mohawk de Akwesasne y la industria forestal, como Domtar.

Y es en conjunto que estos grupos navegaron una serie de desafíos y contextos cambiantes. Adoptaron el eslogan ‘Bosque por 7 generaciones’, aprovechando la filosofía tradicional de los participantes de su Primeras Naciones en reconocimiento de que las decisiones tomadas hoy deberían aprender del pasado y afectarán a nuestros sucesores durante un período prolongado.

El EOMF actualmente cubre un vasto territorio con una rica historia como una potencia forestal. El territorio incluye solo alrededor de un tercio de tierras boscosas, en su mayoría propiedad de pequeños propietarios de arboledas, mientras que una parte importante del paisaje se encuentra dentro de los límites urbanos.

Una tarea inicial del EOMF fue educar y proporcionar servicios de extensión a sus constituyentes. Lo hizo a través de programas como el programa ‘pantano a pantano’, el envío de profesionales de los bosques de puerta en puerta, a visitar propietarios de parcelas con el objetivo de aumentar el conocimiento y mejorar experiencias en la gestión forestal sostenible. El EOMF se convirtió en una voz importante, abogando por la preservación de los bosques, en un área que experimentaba un rápido crecimiento suburbano.

98 Ice Storm

La tormenta de hielo Norteamericana de Enero del 1998 (vinculo en Ingles)

Un evento digno de mención en la primera década del EOMF fue la tormenta de hielo de Enero del 1998, cuando un período prolongado de lluvia helada cayó sobre el este de Ontario y el sur de Québec, causando cortes de energía importantes y dañando millones de árboles.

El equipo de EOMF fue fundamental para llevar la experiencia científica a sus componentes, ayudando a restaurar el paisaje en los meses posteriores a este memorable desastre natural.

Tener a la ciudad de Ottawa, capital de Canadá y sede de la Secretaría de la RIBM, dentro de sus fronteras también hizo que el EOMF fuera un escaparate para el enfoque del Bosque Modelo para los socios internacionales. Bull recuerda una visita de una delegación de Indonesia con cariño, entre otros.

La organización también ayudó a preparar a los voluntarios de CUSO para su despliegue a los Bosques Modelo ubicados en países en desarrollo. En este sentido, la participación del EOMF fue fundamental para construir la reputación de la red internacional.

Años de transicion

Comenzando alrededor del año 2000, los gobiernos provincial y federal, que hasta entonces habían apoyado financieramente a los Bosques Modelo Canadienses, comenzaron a desvincularse. Esto condujo a una serie de transformaciones.

Dentro de EOMF, algunos proyectos prometedores, como el establecimiento de un centro de investigación de bioproductos, nunca despegaron, a pesar de mucho trabajo y asociaciones prometedoras con universidades e industria.

«En definitiva, creo que es una buena cosa que dejamos de depender del dinero del gobierno. Pero definitivamente creó turbulencia. Tuvimos que dejar ir de unos proyectos, oficinas de campo y experiencia profesional. Necesitábamos adaptar e identificar a nuestras prioridades «, dice Bull.

Si bien los gobiernos federal y provinciales redujeron su participación, algunos socios nuevos dieron un paso al frente.

Jim McCready explica: «La ciudad de Ottawa solía tener un solo silvicultor en su equipo. Ahora hay siete de ellos. Los gobiernos municipales y las administraciones del condado son conscientes de la necesidad de valorar y abordar los problemas de su entorno natural, sus bosques urbanos, y el electorado quiere saber qué están haciendo para preservarlos y gestionarlos mejor. Esto aumentó nuestras interacciones con los gobiernos municipales urbanos «.

Sin embargo, el cambio más importante ocurrió cuando el EOMF dirigió su atención a la certificación forestal, introduciendo el esquema para los pequeños propietarios de arboledas.

Hasta entonces, la certificación ética de la madera solo se aplicaba a los grandes dominios, y en Canadá en particular a las ‘Tierras de la Corona’, propiedad del gobierno y explotada por operadores privados.

«Muchas personas urbanas consideraban la explotación comercial de los bosques como algo inherentemente negativo. Involucrándonos con una certificación ética, sostenible y valorada, como la del Forest Stewardship Council, les permitió a nuestros constituyentes demostrar de forma transparente y educar sobre nuestro compromiso compartido con los bosques saludables «, dice McCready.

Bull explica además: «Esto nos ayudó a fomentar una comprensión colectiva: sin bosques, no hay industria de la madera; pero sin oportunidades, no hay sostenibilidad «.

El EOMF fue pionero en una forma de licencia colectiva en la que los propietarios individuales de arboledas son auditados anualmente en forma rotativa, con auditorías más extensas que tienen lugar cada cinco años. Esta forma de licencia permite a los propietarios compartir tanto el costo como la carga del cumplimiento de las normas.

También le dio al EOMF un nuevo propósito en un contexto  de cambios rápidos. De hecho, esta licencia colectiva está impulsando un cambio importante dentro del paisaje que ahora incluye muchos socios en el sur de Ontario, más allá de sus límites iniciales.

«Expandir las licencias colectivas hacia el sur nos llevó a pensar cómo nos identificamos. Somos el único Bosque Modelo en Ontario. Cuando hablamos con nuevos socios más al oeste, como en la península de Bruce (al norte de Toronto, a orillas del lago Huron) o Parque Algonquin (cerca de North Bay), se preguntan por qué nos llaman ‘Este de Ontario’ «, dice McCready.

Ash Borer

El barrenador esmeralda del fresno

«Recomendaremos un cambio en los estatutos en la próxima Junta General Anual, para sugerir que cambiemos nuestra marca como ‘El Bosque Modelo’, y que nuestros límites estén donde sea que operemos», agrega Bull.

Aumentar su envergadura y su electorado equipará mejor al EOMF para asociarse con grupos más allá de su alcance actual, y traer su experiencia y enfoque para beneficiar a una población más grande.

Esta necesidad de interactuar mejor con los aliados dentro de un radio de operaciones más amplio está bien representada por otro enfoque actual del EOMF. McCready es la persona-clave del EOMF dentro de la Red Regional de Salud, un grupo binacional que incluye la Ciudad de Ottawa y la Universidad de Cornell, en el Estado de Nueva York, al otro lado de la frontera de los Estados Unidos.

La Red Regional de Salud se enfoca en especies invasoras, como el altamente destructivo ‘barrenador esmeralda del fresno’ y el ‘hongo marchitamiento del roble’. Proporciona capacitación muy necesaria y sirve como una red de alerta, vigilando las amenazas entrantes, como el ‘escarabajo asiático de cuernos largos’.

Mirando hacia los próximos 25 años

«Muchas mujeres fueron aliadas-clave del EOMF, como Sandra Lawn, ex alcaldesa de Prescott», dice Bull.

«Tenemos dos mujeres actualmente en nuestro consejo de administracion, que cuenta con un total de diez personas. Necesitamos más «, dice Jim McCready, señalando que la actual gerente general, Astrid Nielsen, es una profesional del bosque muy respetada, conocedora y joven.

«También hay un aumento notable en la participación de los jóvenes y se nota en quién participa en nuestras conferencias, el seminario de Navidad y la Junta General. Solía ​​ser pelos grises «, dice McCready. Este aumento en el interés de los participantes más jóvenes le da esperanza: «No hay mucho dinero, pero la gente todavía quiere el Bosque Modelo», dice.

¿A dónde irá el EOMF desde aquí? McCready sugiere que los programas de compensación de carbono podrían estar en las cartas para el futuro del paisaje.

Bull cree que se necesitan más esfuerzos para promover y valorar los productos locales de madera hacia el mercado regional: «La certificación FSC de la madera es lo que nos mantiene activos y es importante validar las prácticas sostenibles, pero aún no es tan comercialmente eficiente como es con productos de papel «.

Señala a nuevos socios potenciales como la Ottawa Homebuilders Association y la Comisión de la Capital Nacional para aumentar la penetración del mercado local por parte del EOMF.

Bull sueña con desarrollar una relación que le permita a Ottawa, una ciudad que debe su existencia a su relación con el bosque, convertirse en un escaparate internacional de estructuras y casas mejores, más sostenibles, construidas con madera local.

La próxima asamblea general de EOMF está programada para el 13 de junio de 2018, en Fournier, Ontario.

Noticia de la Red Internacional de Bosques Modelo: http://ribm.net/pensando-en-futuras-generaciones-el-bosque-modelo-del-este-de-ontario-cumple-25-años

No Comments

Post A Comment